domingo, 8 de marzo de 2009

Idiota Jones y las Arenas Doradas (parte 2)

Cómo empezar este post? bueno, tal vez empezando por el viaje en sí. Salí de Lima por avión a Tarapoto donde nos recogió una camioneta para llevarnos a Yurimaguas, tuvimos que esperar un rato hasta que abrieran el paso ya que están terminando de reparar la carretera (esto debe ser para el 15 de marzo). Llegamos a Yurimaguas para dormir en un hotel y salir a la mañana siguiente a las 5 am hacia Saramirisa.

El viaje en lancha es muy largo, llegamos a Saramirisa a eso de las 8 de la noche, y la lluvia hizo que una parte del viaje no fuera tan cómoda, pero estar todo ese rato en la lancha mirando el río y el bosque, disfrutando del paisaje me hace recordar por qué es que me gusta trabajar en gestión ambiental. Son estos paisajes, esta selva tan brutal y bella así como el resto de paisajes los que creo que debemos aprender a usar.


Recorrer el Huallaga, Marañon y Morona, cuántos pagan por hacerlo? Cuánta gente invierte tiempo y dinero para hacer lo que yo acabo de hacer? para no solo disfrutar estos paisajes, si no de los atadeceres y amaneceres que sólo puedes ver en los rios de la selva?

Ni hablar de los animales y plantas de la selva, desde los gekos que aprovechan cualquier sitio para cazar moscos, arañas y otros bichos; o las flores y hongos que encuentras en todos lados. La selva realmente es rica en especies y también es frágil pero con mucho vigor. Puedes abrir un claro en la selva, montar un poblado o un campamento y si lo dejas suficiente tiempo sin tocarlo, la selva reclamará cada espacio. He visto arboles crecer a travéz de lozas de concreto reforzado!

Otro de los motivos que me gusta de estos viajes es la posibilidad de entrar en contacto con la gente, con sus costumbres, historias y tradiciones. Algunas extrañas, otras graciosas otras chocantes.
No dejo de asombrarme de la forma en que pueden viajar, como la camioneta cargada de muebles que también llevará unas seis personas más colgadas de las barandas... a la otra camioneta cargada de pijuayo al punto de inutilizar su suspensión y no dejar espacio para nada más.
La gente se reune para viajar por tierra o por río, y es interesante ver cómo interactúan, desde los vendedores de viandas a los transportistas y los viajeros.
A pesar de la falta de recursos economicos, siempre encuentras a la gente dispuesta a recibirte y escucharte y preguntarte de todo y por todo. Los niños jugando constantemente y los adultos tratando de conocerte. Y como dije hace un rato, también te encuentras con cosas que pueden ser bastante inusuales como este "Corazón de Jesús - Íntimo" no se cómo clasificarlo, pero realmente es algo como para conversar no?
Y, bueno... finalmente la comida, desde los clásicos cecina, tacacho, juanes, ninajuanes a unos maduros asados con queso o maní molido que encontré en Cainariachi. Si viajan de Tarapoto a Yurimaguas paren en el restaurante del Gato, y pidan esto... realmente es inusual y rico.
Bueno, qué mas puedo agregar? tengo fotos y videos como para saturar la red por varios minutos y la verdad es que no termino de decidir cuales fotos poner y cuales no. Pero ahí está una crónica de viaje como para que la usen y abusen. Yo no veo la hora que llegue mi próxima salida (en teoria para fin de mes o principio de abril!)

4 comentarios:

Göttergleich dijo...

Tío, es en momentos como este que te envidio (de manera sana), genial viaje!!! grandes fotos...

Toñi.co dijo...

Interesante blog.

Anónimo dijo...

Yo viajo hacia Yurimaguas este 28 de marzo, gracias por el dato de El Gato, pediré que el auto pare en el Pongo, para probar los maduros con queso y con maní.

Gracias.

Mostrok dijo...

De nada... encantado y es posible que nos veamos por ahi... yo estoy casi seguro que vaijo en esas fechas.